Escritos de Álvaro Siza

Antes de empezar a leer los Escritos de Álvaro Siza he tenido la oportunidad de ver un documental de Televisión Española sobre este arquitecto portugués englobado en el ciclo Elogio a la luz. Se trata de un pequeño recorrido por sus obras más significativas y pequeños cortes de entrevista en los que Siza da pinceladas sobre los pensamientos y características más propios de sus obras.

Antes de entrar a analizar sus Escritos me gustaría hacer hincapié en dos conceptos que Siza ha comentado y que me han resultado curiosos de escuchar. El primero de ellos es como Siza ha descrito la arquitectura igual que lo hacia Le Corbusier. Conseguir que una casa se sustente por sí misma es construcción pero un edificio que ha conseguido superar las expectativas impuestas por su propia funcionalidad y va un paso más allá se considerar arquitectura. El conseguir que las formas, los espacios y la luz consigan tocar el eje del que hablaba Le Corbusier es lo que Álvaro Siza entiende por belleza en arquitectura.

Alvaro Siza

Otro punto que quería comentar es una frase que leí hace unos días sobre fotografía: “fotografiar es dibujar con luz”. Álvaro Siza tenía vocación de escultor pero un viaje a Barcelona y el descubrimiento de la obra “escultórica” de Gaudí le hizo redirigir su carrera hacia la arquitectura. Como se dice al final del documental, el gran logro de Siza es presentar la arquitectura como algo natural, con formas sencillas, grandes espacios y donde la luz se mueve rápida o remolonea en absoluta libertad plasmando la belleza como la siente Siza. Retomando lo que comentaba antes: si fotografiar es dibujar con luz, la arquitectura es idear, proyectar y construir con luz.

Hablando sobre el libro me ha extrañado agradablemente el hecho de que, ya en la introducción, se indique que Alvar Aalto y Le Corbusier fueron dos de los arquitectos que más han influenciado la obra de Siza. Aalto es el que más conozco por lo trabajado en clase y el segundo es el que escribió el libro que precedía a los Escritos de Siza y me alegro de haber intuido y entendido los rasgos de Le Corbusier que marcaron a Siza.

Puesto que el libro se compone de artículos formados por listas frases cortas en forma de ideas sin una estructura prosaica, he ido anotando aquellas ideas de Siza que me han parecido más interesantes y las consecuentes reflexiones por mi parte.

El documental de Siza se llamaba Orden en el caos y en la introducción usan la expresión Orden bajo la confusión en alusión a la metodología de Siza qua actúa como arqueólogo y como detective buscando el proyecto que se encuentra intrínseco en el lugar donde se levantará. Este aspecto es el que le asemeja a Aalto, Le Corbusier o Picasso: esa intención de mimetizar y ajustar su obra a un momento, un lugar y, sobre todo, a la naturaleza de manera justa y equilibrada.

Al hilo de lo anterior, Siza dice que el proyecto no está en la cabeza del arquitecto. Si uno quiere descubrir el auténtico proyecto debe ir a buscarlo al emplazamiento final. Paseando por allí y entendiendo el lugar, el programa justo para ese lugar y ese momento se irá presentando para quien sepa verlo. Por esto mismo comenta sin pena que sus proyectos muchas veces son modificados, cambiados y rectificados porque las intenciones, necesidades y pretensiones captadas y planteadas cambian en el tiempo. La transformación es necesaria y, por lo tanto, es necesario reencajar las piezas del puzzle planteado con múltiples soluciones y descubrir cual es la más adecuada.

Equipara la construcción de una casa con la evolución de un personaje en una novela. Crece, madura, cambia y acaba adquiriendo una vida propia que va dos páginas por delante que la pluma del escritor. Es necesario ir poniendo las tablas del puente que va cruzando con los ojos cerrados intentando dirigirlo por el camino correcto aunque su irrefrenable avance puede hacerle caer al vacío en cualquier momento.

Me gustaría apuntar dos ideas que me parecen que podrían haber sido tema de discusión entre Le Corbusier y Álvaro Siza de haber sido contemporáneos:

La tradición es un reto para la innovación.

Soy conservador y tradicionalista, es decir, me muevo en medio de compromisos, mestizaje, transformación.

Me ha gustado especialmente una declaración velada de humildad y genialidad reflejada en esta frase: Entendí que no nací inspirado ni imaginativo. Me conformé y más tarde lo agradecí. Es difícil ser un genio. Es un factor determinado por muchas variables y ninguna de ellas controlable. Lo más sensato y razonable es asumir que aunque uno mismo brille esporádicamente debe dedicarse al trabajo duro y conseguir así el grado de genialidad derivado de ser un gran estudioso y trabajador. Dejar al azar lo propio del azar y trabajar lo máximo para ser lo mejor posible.

Boa Nova Tea House

Sencillo y humilde, Siza crea sin pretensiones y en esa ausencia de artificios es donde radica la belleza de su arquitectura: simple, sencilla, tranquila, reposada y reflexionada.

En una de sus reflexiones Siza comenta que nunca imagina sus proyectos con materiales concretos. Es cuando se plantea ese problema cuando uno encuentra el sendero por el que discurrirá la ejecución de la obra y, con suerte, es donde se encuentran soluciones que aumenten el valor y la belleza de la obra.

Como decía Le Corbusier: ya no hay estilos. Como dice Siza: ya no hay necesidad de ser moderno. La técnica y la tecnología fijaron el paso del románico al gótico pero, hoy en día, el avance de las técnicas supera las imposiciones estructurales y de resistencias que solicite cualquier edificio, por lo que no tienen sentido seguir un estilo concreto que podría ser un lastre para el objetivo real de la arquitectura que es crear belleza.

Al principio de la segunda parte de los Escritos reaparece una idea que Siza transmite recurrentemente: el arquitecto como descubridor y cronista que describe los detalles de una obra con poesía arquitectónica. Al hablar de los museos, Siza mantiene la misma tónica. Les habla pidiéndoles que no intenten competir con el arte que contienen. Deben cumplir una misión: guarecer y proteger el arte que les ha sido confiado. Con esta adoración, respecto y sumisa reverencia podrán llegar a asumir e incluso contagiarse de lo que albergan en su interior y, de conseguirlo, ellos mismos serán arte.

Quinta da Malagueira

En la última parte del libro se han recogido varios textos que escribió sobre otros arquitectos que le influyeron y colegas contemporáneos. De todo ello me gustaría un pensamiento de Aalto que creo resume perfectamente todo lo expuesto sobre el arquitecto luso y su propia reflexión posterior:

Aalto: La gran cantidad de exigencias y problemas constituyen una barrera que dificulta la aparición de la idea base arquitectónica. Me olvido de todo por unos instantes, después de haber asimilado inconscientemente los parámetros y las exigencias del trabajo. Entonces dibujo instintivamente, no hago síntesis de arquitectura. Muchas veces mis bocetos recuerdan dibujos infantiles. Y así la idea principal toma forma gradualmente; una especia de sustancia universal que me ayuda a armonizar los innumerables componentes contradictorios.

Siza: … no conozco ningún análisis más exacto y penetrante del proceso mental de proyectar que la sintetizada en este fragmento…

Este parece ser el camino que Aalto mostró a Siza: un método tan natural, sencillo, intuitivo y espontáneo que se confunde con la genialidad.

7 comentarios en “Escritos de Álvaro Siza”

  1. A mí lo que me llama la atención son las personas que ponen tanta pasión en algo. Seguro que estos hombres, a la hora de hablar del proceso de creación de una casa, no son capaces de explicar exactamente qué sienten y qué piensan, cuáles son todas las cosas que tienen en cuenta a la vez para poder hacer un trazo.
    Y eso es admirable.
    Primero porque requiere un conocimiento de la técnica enorme (en este caso, que si luces, espacios, …) y segundo porque es el resultado de haberse asombrado primeramente y haber deseado ser partícipe de ello.

    Mejor eso que hacer archivadores verticales.

    😉

  2. la verdad…. es bellisimo, e inspirador leer los pensamientos de un arquitecto como Siza y Le Corbusier, quienes han creido en la arquitectura y la han hecho vivencialmente…

  3. a mi parecer ….creo en el esfuerzo ,la lucha por conseguir un echo… osea en todo un proceso de diseño.. pero al igual que muchos ,, el echo de imaginar ,crear, y dibujar, un echo ideal,,, no es tan malo ,, a quien no le encanta… hacer eso….

  4. En el parrafo que Aalto habla de sus dibujos parecidos a los de un niño, al igual que los de Siza, es que en realidad vuelven al primer septenio… se pierden en el tiempo y a pesar de ser unos genios de la Arquitectura, en ese instante son niños…..
    Arq. J L Possetto- (Diseño participativo con niños de 3 a 7 años)

  5. es maravillosa la forma de pensar de este hombre q en un principio quiso ser escultor y por no contrariarse con su padre eccedio a estudiar arquitectura…el arte se lleva en la sangre, esta en cada uno aceptar desarrollarlo y tambien ver de q forma lo desarrollamos …llegue a leer este articulo de casualidad..tan solo por tareas de la universidad y quede asombrada gracias por la informacion.

    futura arquitecta
    arequipa-peru

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *