Sobre las manifestaciones…

Hace pocos días recibi por sindicación una noticia del blog de Joan sobre la manifestación del pasado sábado convocada por ERC para establecerse en una postura de fuerza a favor del estatuto original presentado hace ya ni se sabe.

Yo desde un tiempo a esta parte me considero bastante apolítico. He desarrollado teorías e ideas a base de retorcidas reflexiones que me han hecho ver la política como la entendemos hoy en día como un engaño o una pérdida de tiempo. Desde mi punto de vista la política real y su sentido original se ha perdido. El cómo una persona, un individuo, se integra dentro de la polis con unos derechos y obligaciones y como la polis se entrega, protege y le permite ser libreha dejado de ser el tema principal de la política.

Yo siento que la política que se ejecuta desde los gobiernos es algo que se adecua más a otra palabra: diplomacia. Los temas que se suelen tratar en los telediarios, además de tristes y tendenciosos, suelen olvidar la individualidad de la persona. Todos a un mismo saco con una etiqueta que ayuda a fomentar la paulatina estereotipación de personas dentro de grupos.

Sin ánimo de perder el hilo, mi concepto de política es algo individual. No es algo impuesto por un ente gubernamental. Como rijo yo mis decisiones y acciones, mis principios y mis decisiones son mi política. Cómo la suma de políticas indivduales conforman la política global es el punto donde nos perdemos. Muchos ni se plantean unos principios para sí mismos: no los tienes, no se los han dado o ni siquiera los han buscado. En cambio si hay una política general englobadora que fija unas pautas y tendencias. Partimos de dos extremos y el punto de encuentro no existe. Algo falla.

La política del siglo XX es lo que fue la religión cristiana desde la caida del Imperio Romano de Occidente: un yugo para el pueblo. No pretendor entrar en la blasfemia pero es un hecho histórico. La Iglesia te recordaba día a día tu propósito en la vida, estaba ahí y no podías evitarla ni contribuir a modificarla. Hoy en día el grado de libertad ha aumentado: cada 4 años puedes depositar tu voto en una urna y cruzar los dedos para que tu decisión sea de la mayoría. Puedes votar para distintos ámbitos: estatales, locales, regionales, la escalera… Pero el que haya muchos ámbitos donde ejercer la posibilidad a voto solo democratiza la voluntad común sin que ello implique la identificación del individuo.

El proceso debe ser al revés: juntar muchas conciencias individuales, trabajadas y coherentes e ir afianzando escalón a escalón una política general que permita rebajar los picos y que estabilice extremos. Sería como el efecto de erosión sobre una montaña: con el tiempo y conforme se eleva el número de muestras cada vez la linea sería más horizontal.

Se me viene a la cabeza lo que pasó en Francia hace unos años con Jean Marie Lepen. No se entiende que en una sociedad realmente pacífica e ilustrada como la francesa, cuna de la Revolución Industrial salga elegido como partido en el poder la derecha extrema. No cuando un alto tanto por ciento de la población es inmigrante. Este desequilibrio político y consecuentemente social solo demuestra el mal planteamiento y la poca democratización de todo el proceso. Es lícito que partidos como La Falange Española o el Partido Comunista entren en las votaciones, es un proceso democrático y todas las posturas si vienen de la reflexión y el convencimiento son válidas (más o menso compartidas por los demás) pero siempre serán minoría.

Una postura reaccionario como la de Francia hace unos años o la que está llevando a cabo el PP de la mano de su cabeza de lista en Andalucia resulta crispante y patético. Pero sigue siendo publicidad: una patraña que no tiene nada que ver con el espíritu original que intentó transmitir Platón. Hay un enfermizo empeño en complicar las cosas. La complejidad es natural y bella, la complicación es humana y masoquista.

¿Cómo no van a odiarnos los andaluces? ¿Cómo no van a odiar a los vascos? Viendo esto solo se puede apelar al sentido común y a unos principios basados en algo más que sesiones intravenosas de caja tonta. ¿Es esto política? ¿Es esto una oposición en pos del buen funcionamiento del país? Desde mi punto de vista es un salvese quien pueda y maricón el último. Da igual pisarle la cabeza al otro si consigues engañar a los votantes para salir elegido. Es curioso que sea en Andalucia donde se hagan este tipo de campañas tan fuertes. Lo más pensoso de todo es querer enfrentar a dos pueblos tan hermanados como el andaluz y el catalán que han ido de la mano y se han ayudado desde que existen como tales. ¿Quién no es un poco charnego? ¿Y quien que no lo sea puede preferir no serlo? Me gustaría saber cuanto dinero se gastaría en publicidad en La Rioja o Murcia…

¿Y para qué sirve esto que se llama política? Solo sirve para descargar la propia responsabilidad de configurar una opinión propia. La gente se cataloga a sí misma y olvida the beauty of gray y muchas veces no es por concreción sino por deducción. Antes era más grave: o eras facha o eras comunista, o eras rojo o eras gris. Ahora es más sutil aunque hay de todo: o eres de derecha o de izquierdas o republicano o demócrata. La diferencia es tan estúpida y nimia que ya no se cual es cual en el sistema norteamericano. Es un nombre, un apodo, nada más que eso.

¿Y qué decides? Siempre lo mismo: lo menos malo.

Desde hace ya tiempo que considero el votar una pérdida de tiempo. Nada de lo que yo pueda hacer con mi derecho a voto va a cambiar nada. Es cierto que un voto decanta unas elecciones pero, seamos serios, ¿en que me afecta a mí la mayoría de decisiones que se toman durante una legislatura? ¿De cuantas soy consciente? ¿De cuántas tengo un criterio firme y reflexionado? Apenas en ninguno. Y si coincido en algo con uno, ¿eso me obliga a ser de ese partido? Es evidente que no hay lineas políticas tan ajustadas al individuo. Entonces, si su función es proteger y defender al individuo, y no ocnsigue adaptarse individualmente, ¿para qué sire? Diplomacia amigos míos. Hace falta a un nivel diferente no al de política actual.

¿Alguien se plantea que la derecha extrema salga elegida en Finlandia o Suecia? ¿Y la extrema derecha? Y si saliera, ¿sería algo tan mezquino como lo que aquí vivimos? Me decanto a pensar que allí arriba ya se han dado cuenta de que la política global es la suma de las individuales y no un ente general que pulula sobre las cabezas de los ciudadanos. Si cada uno hace a los demás lo que quisiera que le hicieran a él, el mundo no necesita política (la de los votos y las elecciones). En realidad, es posible que fineses, suecos y noruegos no sean la misma especie animal que los que somos más del sur. Aquí no pensamos en hacer a los demás lo que nos gustaría que nos hicieran sino que no nos hagan lo que nosotros no haríamos. Es un juego de palabras peor denota una posición defensiva y más agresiva. Esto puede enlazarse con esas posiciones de poder de las que ya me he quejado alguna vez (La mala educación, Crash).

Cuando acabemos con estos dioses encumbrados que nos dirigen (igual que ha pasado por el desgaste de la religión) por fin nos daremos cuenta de que empezamos a ser libres. La libertad de uno empieza y acaba donde empiezan y acaban las de los demás. Esa es la libertad total, los derechos y responsabilidades del ciudadano dentro de la polis y la suma de todas la configuración de la conciencia de la polis para los ciudadanos. Si eso llega a suceder algún día y no hemos acabado con el planeta o nos hemos convertido en simples cabezas almacenadas en formol podremos asegurar que l hombre ha evolucionado y se ha hecho libre a sí mismo. De nuevo, enuncio mi punto de vista: la política actual son solo grilletes encasilladores para que los que no tienen una capacidad reflexiva propia se acomoden en una casilla para relajar y relegar cualquier decisión o complicación a otras espaldas que no sean las suyas: la culpa es del gobierno.

Esto venía por lo de las manifestaciones: una maifestación es expresar una idea. ¿Qué sentido tiene definir tu postura en común dos semanas después de un incidente? ¿Por que una manifestación en sábado? Vamos a ver. Si a mí me molesta algo, lo hace ahora, ayer y mañana. Porque no opino igual, porque me parece subversivo, porque va contra mis principios, por mil cosas y por ninguan en particular… así somos los primates evolucionados: complicados (complejos también pero eso, lamentablemente, no es mérito nuestro). Lo que pretendo comunicar es que es todo oportunismo y publicidad en el sentido peyorativo. ¿Por qué en sábado? Porque puede ir más gente. ¿Por qué dos semanas después? Porque la gente puede planearse con tiempo y así ir más gente.

Y yo digo si es un sentimiento común que comparte 10, 100, 1000 o un millón de personas, ¿para qué sirve desplegar pancartas, gritos y banderas colpasar la circulación y perder una tarde entera caminando? ¿A quien afecta? ¿El Gobierno va a cambiar un ápice su política? No. Como ya comenté es un ente desligado de las conciencias individuales: está ahí y ahí estará durante 4 años te guste o no. Ya no entro en el tema de la manifestación en concreto pero ahora mismo se me antoja ridículo. Tantísimas personas en la calle para pedir respeto para una propuesta de reforma de la constitución que se envía desde aquí para que se apruebe allí sabiendo que no le hace gracia a nadie fuera de Catalunya y que parecía desacreditada ya desde antes de ser escrita. ¿Complejo? Para nada: complicado…

¿Para qué convoca ERC una manifestación? Este partido como el PP y como todos aprovecha un esiritu reaccionario de contrareplica a algo para tirarse a la calle con el mayor número de personas y demostrar una posición de ahí mis cojones y os vais a enterar. Es como los meetings políticos. Van los que ya son del partido que lo da y que lo son mucho. Los que ya apoyan una idea van a ver como un tipo les repite las mismas que no son suyas sino que se han aprendido como una catequesis y que repiten como loros. ¿Han captado a algún indeciso con esa exposición? No ¿Alguien ha cambiao de idea después de orilos? Tampoco. ¿Para qué sirve? Únicamente para reafirmar unas ideas de segunda mano que sirven para deliberar unos temas muy alejados del individuo como exportaciones, mercados comunes, tratados comerciales…

Todo es una falacia y una cortina de humo: el opio del pueblo. Religión, política, televisión. Si mañana saliera el partido político de Maria Teresa Campos no quiero pensar en lo que podría llegar a pasar peor segurísimo que tendría algún escaño. Dentro de poco acabará la dictadura de los políticos para dar paso a la dictadura de la comunicación que es todavía peor que la actual. Ahora mismo puedes bajarte los pantalones y cagarte encima de banderas, himnos y gaviotas pero cuando toda la información que nos rodee esté mediatizada y tintada del color de la cámara que enfoca el hecho estaremos completamete perdidos.

Mi postura es alejarme de lo complicado y centrarme en lo complejo e intentar desentramar lo realmente interesante, bello e importante de la vida y a poder ser a pequeña escala como buen humanista. El mundo es global pero no por ello uno deja de ser individuo: mi familia, mi novia, mis amigos, mi carrera… Eso es lo único importante a nivel individual. Para lo importante a escala global debería existir ese cuerpo diplomático del que hablaba que permitiera equilibrar el mundo y no permitir muertes, guerras y hambre por injusticias en píises con poco petroleo bajo su suelo.

Tras tantas guerras, tanta hambre y tanta injusticia resulta que nos hemos quedado con lo peor del comunismo, lo peor del nacional socialismo y además somo esclavos de los rayos catódicos en su formato de pantalla plana. ¿Y yo voy a perder una tarde de sábado yendo a darle una palmada en la espalda a Carod Rovira? Eso será cuando él me ayude con los ejercicios de geometría descriptiva que es compleja de cojones… pero me gusta.

4 comentarios en “Sobre las manifestaciones…”

  1. Me he leído to el tochaco…que no es poco…y aunque estoy de acuerdo en muchas cosas en general no estoy de acuerdo en alguna en particular. Para mí, es importante votar, quizás el PSOE sea lo mismo que el PP y lo que hagan no me influya personalmente, pero yo sí que creo que el que haya ganado Zapatero ha servido para algo en este país.

    Lo mismo creo con algunas manifestaciones, yo esta de ERC ya expresé mi desacuerdo y considero que era una manera de tocar los cojones y de crear más crispación en este país que se desmiembra (?). En cambio, por poner un ejemplo, la manifestación contra la guerra y las muchas acampadas y protestas sirvieron de algo, se retiraron las tropas. Es cierto que debería protestarse con la misma energía contra muchas otras cosas y no pasa.

    Yo no me voy a poner a defender este sistema a muerte, no considero que sea el mejor, pero es el que hay y, de momento, no parece que vaya a cambiar. Así que intento participar en lo que puedo. Y si mi participación se tiene que limitar a votar cada 4 años, lo haré, si no lo hiciera no me vería con capacidad moral para protestar contra algo que hiciera el PP, por ejemplo. Probablemente luego el PSOE haga lo mismo de otra manera pero me da la sensación de que habré decidido que el Acebes de turno no pueda decir hacia donde se dirige España (al menos no directamente) o que el Aznar de turno me represente por el mundo…

    No me llames iluso porque tenga una ilusión…

  2. Oye, esto de los comentarios es una mierda…a la que tardas un poco en hacerlo…cuando le das a enviar no sale… Había escrito una respuesta impresionante… (de larga, no de contenido)

  3. ah vale…es cuestion de que yo no lo veo por cosas estas de internet y memorias cache…entonces no es tanta mierda lo de los comentarios 😛

  4. Hello Rachel,I am a doula in Ottawa, Canada. I really enojoy your blog. Thank you for writing!In your opinion, if an induction was necessary for medical reasons at 37 weeks with the first baby. Because of all the advirse effects on the induction drugs to the baby and because it could 3 times more likely turn into an emergency Cesarean, wo7;un&#821dlt it be a better choice to have one planned?What are your thoughts on this?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *