Animal Crossing: Wild World

Pues no ha tardado tanto el segundo post sobre videojuegos, verdad? Os presento Animal Crossing: Wild World.

Animal Crossing

Animal Crossing es un juego cuya precuela del 2002 para GameCube fue un rotundo éxito de ventas sobretodo en el mercado japonés. El juego trata de una vida alternativa en un pequeño pueblecito que poco a poco iremos haciendo nuestro. El pasado jueves lo compramos Sandra y yo para probar la conexión online a través de Internet (Horta – Santa Coloma wireless network) de las dos Nintendo DS.

Animal Crossing

El juego no tiene mucha historia: es una variante de los Sims y de la misma manera o te encanta o lo odias. No es un juego al uso con acción desbordante o una misión a cumplir. Te levantas por la mañana (si te levantas) y te dedicas a pescar, recoger fruta, cazar bichos, desenterrar fósiles… Las tareas típicas del día a día. Pagas la hipoteca para mejorar tu casa, hablas con los demás vecinos, compras ropa…

No es tan inmersivo como Oblivion pero sin duda es tremendamente entretenido sobretodo por sus opciones online. Esto consiste en que uno de los dos hace de anfitrión para hasta tres personas más y todos interactuan sobre el mismo pueblo (el del anfitrión). Los que llegan pueden coger los frutos de sus árboles para plantarlos en su pueblo o en un ataque de furia talar todos los árboles y llenar de socabones todo el pueblo. También se puede interactuar con un pequeño sistema de chat integrado o dejar mensajes en el tablón del pueblo o incluso escribir cartas a los diferentes jugadores… De momento Sandra y yo nos dedicamos a pescar y ver las estrellas por las noches…

Animal Crossing
Estos somos Sandra y yo.

La vida transcurre aunque uno no esté jugando. Las tiendas abren de 8:00 a 23:00 y el día pasa aunque no juegues. Se notan en los decorados el cambio de horas desde el amanaecer al anochecer y también de estaciones. Hay días puntuales con mercadillo o en el que un perro con guitarra viene a tocar al pueblo y es que, todos los habitantes del pueblo son animalicos, de ahí el nombre del juego.

Es un juego cuco y tierno que ayuda a desconectar por las noches y al que agradezco esa tranquilidad y sosiego que me aporta antes de irme a dormir.

Un comentario en “Animal Crossing: Wild World”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *