Hacía mucho que no pasaba por aquí…

Triste pero cierto. Más de un año sin escribir en mi propio blog. Bastante sintomático del ritmo que ha seguido mi vida desde hace un tiempo. En un afán productivista y optimizador he sido capaz de olvidar la creatividad y el espacio personal. Grave por mi parte más sabiendo cuánto lo echo de menos (y cuánto lo necesito).

Cabe decir que también estaba guardando una especie de luto simbólico por la muerte de mi perro Hércules cuyo artículo póstumo lleva escrito bastante tiempo y saldrá publicado en el primer aniversario de su fallecimiento.

Escribir para mí, persona eminentemente escuchadora, es ser capaz de poner en linea mis pensamientos, comprometerme conmigo mismo y reflexionar de forma deliberada y coherente. Necesito escribir para vaciar de pensamientos muchos ovillos mentales de ideas que día a día atribulan mi cabeza y enmarañan mi juicio.

Es por esto que espero poder encontrar durante el resto de mi vida espacio temporal de forma semanal para dar salida a pensamientos-paranoya y ser capaz de rellenar algunas lagunas mentales gracias a poder dedicarme un pequeño espacio de introspección.

Actualmente hay varias lineas de pensamiento que ocupan mi mente:

  • Existencialismo en referencia a cómo vivir la vida
  • Realización profesional a través del trabajo
  • Minimalismo como concepto antagónico al capitalismo
  • Paleo reflexiones sobre nuestro estilo de vida y relaciones humanas
  • Y a nivel más mundano: Revit y Arduino

Dicen que lo difícil es dar el primer paso aunque también dicen que lo difícil no es llegar sino mantenerse. Lo mire como lo mire estoy jodido. Me pongo una alerta personal para escribir mi próxima entrada que se llamará algo así como: “Por qué he desconectado el Google Talk”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *